La cara de Berlusconi

Si alguna vez ha sido verdad que la cara es el espejo del alma, lo podemos comprender al observar en el gesto congelado de alguno de los rostros de los personajes más poderosos de nuestro tiempo, que un oportuno fotógrafo inmortalizó.
En mi memoria guardaba dos de esas imágenes que difundieron los telediarios de la época, hace 20 años: una era la de un jefecillo de cualquier república africana, capturado por los rebeldes, a quien le estaban cortando las orejas con un cuchillo. Su cara no reflejaba dolor físico, simplemente transmitía perplejidad por asistir incrédulo al espectáculo del fin de su tiranía.
El otro era Ceaucescu, cuando se disponía a recibir el cariño de su pueblo en una de esas manifestaciones que las dictaduras organizan cuando el volcán esta agitandose debajo de las columnas del palacio. De repente, esos miles de rumanos, a los que él llamaba hijitos, le gritan, le insultan, le dicen que no le quieren.
Su rostro se contrae en una mueca de súplica más que de irritación.Todo eso me lo ha hecho revivir la agresión que ha sufrido Berlusconi. Lo hemos visto en la TV.
Otra vez ese extraño gesto de no creerse lo que le ha pasado, de sentirse agraviado sin pecado conocido. El, tan bello y seductor, de repente muestra al mundo la fragilidad y vulnerabilidad del barro del que está hecho.
Son rostros que, esperando al personaje del hombre, conmueven, tal vez porque muestran al ser humano indefenso ante la fugacidad de su vida, ese héroe hasta un segundo antes del instante trágico se consideraba el Rey de la Creación, y que la adversidad le ha hecho reencontrarse de bruces con su realidad más verdadera.
Y eso no solo sucede con los engominados dueños del mundo, con los depositarios de un ego hiberbólico.Nos pasa a todos. El sábado me caí de la bici de una forma ridícula, y, creerme, lo primero que me dolió fue mi amor propio, miré a izquierda y derecha, y me console creyendo que nadie me había visto. Ese es un tema a explorar. Creo que los gatos nos llevan milenios de ventaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: