Mas risa por favor

El ser humano, empeñado en su tarea de ser realmente humano, tiene especial gusto en lo de trocear, parcelar o dividir cualquier cosa, y eso es justo lo que hace con el tiempo: segundos, minutos, días, años… Y al 31 de diciembre le corresponde el honor de ser un día especial, que destaca sobre de la mediocridad de los otros 364 días en los dividimos un año, que es en lo que se mide la duración de nuestras vidas.

Sospecho que la alegría con la que se vive cada 31 de diciembre se debe a que, de alguna manera, somos conscientes de que hemos sobrevivido a un año mas, superando los desafíos que en el camino encontramos. Si, como dice el adagio latino, todas las horas hieren, pero la última mata, alcemos la copa por haber escapado a la última y definitiva flecha del tiempo, que inevitable algún día hará diana.

Pero por ahora sólo hay heridadas de diversa consideración, que lejos de invalidarnos creo que nos hacen mas sabios y permiten que veamos con una luz nueva y brillante lo que unos meses atrás estaba envuelto en sombras, y por contra, lo que se presentaba como ausente de misterio y encanto, lo contemplamos en su verdadera profundidad que aumenta con cada mirada, muy difícil de expresar en palabras. Es la paradoja de conocer mas y mejor.

En este tiempo del que somos protagonistas; en el que los pequeños sentimientos se expresan a gritos, en el que hemos olvidado el Camino de vuelta a casa, a pesar de que simple pato acuático encuentra su nido sin haber dejado rastro, en el que hemos dado el timón de la nave del mundo a los timoneles mas locos para los que no hay diferencia entre un símil y un misil y les da igual ocho que ochenta, en el que la palabra amigo se ha convertido en un contacto del fisbuck y el desencuentro se resuelve dando al botón de eliminar, en el que lo peor de estar sólo son las malas compañías, en el que paseamos por la ruta del consumismo sin encontrar a un Diógenes que nos recuerde la alegría de descubrir lo poco que necesitamos para ser felices y preferimos los vestidos del Rey Salomón a los lirios del campo, en los que encender la radio y abrir un periódico es como cargar un fusil y ver le televisión destapar un cubo de colorida basura, en el que seguimos antes al mago que al sabio, en el que no encontramos ateos para el Dios del dinero y de profetas que prometen un paraíso que dura lo que un anuncio mientras las puertas que hay al Este del Edén sigue esperándonos, en el que en medio de la tribulación hacemos mudanza y el corazón es un cazador solitario de una felicidad que siempre se escapa y sabemos que lo que el viento se llevó bien llevado está.

Precisamente porque este tiempo es como es: no distinto al que hubo ni diferente al que vendrá; y nosotros somos como somos: ni mejores que los que nos precedieron ni peores a nuestros herederos, hay que caer en la tentación de transformarlo y transformarnos nosotros con él. Y en ese trabajo digno de los dioses que somos podemos apoyarnos en las muletas que otros hombres las han dejado al borde del camino para nuestra ayuda. Estas son algunas:

Un libro: “El barón rampante”, de Italo Calvino. Literatura en estado puro, optimista y divertida, un cuento para grandes y pequeños lleno de sencillez.
Un película: Shoah. Un dvd con mas de siete horas de intensa reflexión. Advertencia: Abstenerse los feligreses del buen rollsimo o su mundo de chocolate y colorines se podria perjudicar.
Y algunas simples canciones:
1.- De como el arte sobrevive a la época que lo condena
2.- Canción optimista cantada por una garganta aguardentosa
3.- Porque no hay mejor manera que atravesar el 2010 que como un nómada
4.- Por eso, por nómadas
5.- Y porque es buena, muy buena

¡MAS RISAS PARA EL 2010, POR FAVOR!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: