Lo que ya no se es

La noticia la contaban los diarios de la semana pasada: Whitney Houston fracaso en su actuación de Londres. No fue ni la sombra de lo que sus fans esperaban; ni siquiera haciendo arreglos más fáciles en las canciones pudo disimular la decadencia de su voz. Por si alguno de vosotr@s quiere verlo y sobre todo oírlo, el vídeo de abajo es un ejemplo de lo que en el concierto sucedió y al mismo recuerda que la vida tiene sus reglas y que al final nos cobra el recibo de lo hecho (o, en otros casos, de lo pendiente por hacer). Como dijo Serrat, nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. La estrella caída, sin barro donde apoyar sus pies, es abucheada y ridiculizada sin piedad por una parte del público, quizás, por los mismos que no hace mucho la elevaron al altar donde solo se coloca a los dioses destindeos a brillar lo que dura un suspiro. Quiero pensar que otros espectadores contemplaban con respeto y silencio a la artista en luchaba consigo misma para dar lo mejor de si a su público, acompañándola en su sufrimiento. O como al hijo de la parábola, que mal gasto el cobro anticipado de su herencia, la final la vida la escogerá para cosas mejores. Quien sabe.¿O no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: