11 October, 2010 10:55

El libro se llama “Diccionario del diablo”, lo escribió el estadounidense Ambrose Bierce en 1911.Cinismo, misoginia, provocación, humor, lucidez, decepción… es lo que se deduce de algunas de las definiciones que incluye es ese “diccionario”.Antes de morir, el autor, al que le llamaban muy justamente Bitter Bierce (el amargo Bierce), se unió al ejercito de Pancho Villa y nunca mas se supo de el. Carlos Fuentes escribo “Gringo Viejo” basándose en semejante personaje. Robert Redford (creo) la llevo al cine y Gregory Peck se puso en su piel (el ultImo papel que interpreto, creo).Como muestra un botón del DICCIONARIO DEL DIABLO:

Aborígenes, s. Seres de escaso mérito que entorpecen el suelo de un país recién descubierto. Pronto dejan de entorpecer; entonces, fertilizan.

Admiración, s. Reconocimiento cortés de la semejanza entre otro y uno mismo.

Amistad, s. Barco lo bastante grande como para llevar a dos con buen tiempo, pero a uno solo en caso de tormenta.

Amor, s. Insania temporaria curable mediante el matrimonio, o alejando al paciente de las influencias bajo las cuales ha contraído el mal.

Año, s. Período de trescientos sesenta y cinco desengaños.

Ardor, s. Cualidad que distingue al amor inexperto.

Ayer, s. Infancia de la juventud, juventud de la madurez, el pasado entero de la ancianidad.

Batalla, s. Método de desatar con los dientes un nudo político que no pudo desatarse con la lengua.

Belleza, s. Don femenino que seduce a un amante y aterra a un maridos, s. Hombre que ocupa el último peldaño de la escalera militar; cuando un cabo cae en combate, el golpe es menor.

Camino, s. Faja de tierra que permite ir de donde uno está cansado a donde es inútil ir.

Caníbal, s. Gastrónomo de la vieja escuela, que conserva los gustos simples y la dieta natural de la época preporcina.

Cañón, s. Instrumento usado en la rectificación de las fronteras.

Cobarde, adj. Dícese del que en una emergencia peligrosa piensa con las piernas.

Conocido, s. Persona a quien conocemos lo bastante para pedirle dinero prestado, pero no lo suficiente para prestarle. Grado de amistad que llamamos superficial cuando su objeto es pobre y oscuro, e íntimo cuando es rico y famoso.

Egoísta, s. Persona de mal gusto, que se interesa más en sí mismo que en místico, ad. Dices del que obstinada y ardorosamente sostiene una opinión que no es la nuestros, s. Miembro de una vasta y poderosa tribu cuya influencia en los asuntos humanos ha sido siempre dominante.

Maná, s. Alimento dado milagrosamente a los israelitas en el desierto. Cuando no lo recibieron más, se afincaron y labraron la tierra, fertilizándola, por regla general, con los cadáveres de sus primitivos ocupantes.

Trigo, s. Cereal del que puede extraerse un whisky tolerable, y que se usa también para hacer pan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: