Némesis

Lo bueno de estos catarros perrunos es que, entre tos y tos, se puede termianr de leer un libro interesante y sacar tiempo para escribir un correo.

El libro es "Nemesis", lo ultimo de Philip Roth. Y para mi tambien lo primero, porque hasta ahora no habia leido nada suyo.
Historias de personas normales atrapadas por la epidemia de polio que vivio EE.UU en 1944, cinco o seis años antes de que se descubrira la vacuna contra esa enfermedad.
Una reflexion sobre:
– Un concepto enfermizo de la responsabilidad.
– El sentimiento infantil de culpa.
– Como el amor puede ser transformado o mutilado ante la tragedia inesperada.
– Y sobre todo, el Mal. El Mal y Dios:

En el funeral de un niño muerto por polio, mientras los demas asistentes recitan loas y alabanzas a Dios, el protagonista rumia: "Al señor Cantor le hubiera parecido una afrenta mucho menor que el grupo de deudos se declarasen oficiantes de la majestar solar, hijos de una deidad solar solar inmutable (…), mejor eso, mejor santificar y aplacar los rayos no reflactados del Gran Padre Sol que someterse a un ser supremo po rcualquier crimen atroz que la plazca perpetrar. Si, mucho mejor alabar al insustituible generador de vida que ha mantenido nuestra existencia desde sus origenes, mucho mejor honrar con la oración tu encuentro cotidiano con ese ojodorado y ubicuo aislado en l ainmensidad azul del cilo y su poder inmanente de incenerar la tierra que engullir la mentira oficial de que Dios es bueno y doblar la cerviz ante un asesino de ñinos a sangre fria"

Su novia, qeu tiene una mentalidad bien diferente, le pone en su sitio: "Tu actitud hacia Dios…es infantil, es simplemente tonta" (Pero muy frecuente, añado yo).
Y el muchacho erre que erre: "Mira, tu Dios no es de mi agrado, asi que no lo saquesa relucir. Es demasiado miserable para mi gusto. Pasa demasiado tiempo matando niños."

Al final, el narrador, que se considera ateo, describiendo al persoinaje, nos da la clave de todo: "…no era un hombre brillante, ni tampoco fue nunca una persona despreocupada (no se si el traductor ha estado aqui acertado). Apenas tenia sentido del humor, hablaba bastante bien, pero sin rastro de ingenio, era un hombre que en su vida habai recurrido a la sátira o a la ironia, que casi nunca contaba un chiste ni hablaba en broma, una persona abrumada por un sentido del deber exarcerbado, pero dotada de una mente poco poderosa, y habia tenido que pagar un precio muy alto al dar al dar a su historia el significado mas grave, un significado que, al intensificarse en el transcurso del tiempo, había magnifiado perniciosamente su desdicha (…) Una persona asi esta condenada."

Como siempre, la buena literatura descubriendo al hombre.

Con vuestro permiso, me voy a toser.
Saluti a tuti!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: